Un Fin De Semana

   Hemos decidido visitar la ciudad de Berlín en Alemania un fin de semana del principio de la primavera. Manejamos desde Polonia hasta Berlin. Cinco horas más tarde llegamos a un hotel llamado MEININGER en el centro de Berlín. Ya comodos  decido abrir mi “Grindr” (contacto por la red) la cual estaba repleta de mensajes ya que era carne fresca en el territorio Aleman. Abrí unos cuantos mensajes ya que me estaba dando deseo de tener algun contacto sexual con un algun tigre. En lo que exploro me estoy tomando una Guinness, noto que alguien me ha hablado y esta cerca de donde yo estoy, mantengo la calma y miro a ver que me dice… tenemos una charla de segundos y vamos directo al grano, Me dice que vive a  dos minutos del hotel algo impresionante. Llegamos un jueves por la tarde a Berlín ya habiamos visitado unos cuantos lugares, aquella bonita ciudad cautivando mi vista.  Decido ir a ver al joven que me  habló y vive cerca del hotel, en ningun momento me llego a la mente que pudiera pasar en esa casa, la zona se notaba bonita y de buenos recursos, él no parecia un loco pero uno nunca sabe. Estoy en una ciudad que no conozco. Toco la puerta, bonita la entrada de su apartamento. Cuando abre noto aquel hombre alto y sutil que se ha introducido. “Dieter” me dice, Oscar un placer. Me  invito a pasar e Intercambianos unas miradas, pero no logro entender que es lo que pasa.  –En realidad no tengo mucho tiempo por que tengo que ir a cenar con unos amigos y despues vamos a visitar unos antros.- le he hecho el comentario. Nos ponemos hablar, miro el reloj solo ha pasado una hora y yo todavia sigo aqui. Solo hemos intercambiado unas cuantas salibas mientras hablamos y tomamos vino. Aún no entiendo, por que me he quedado en la casa de este individuo. Le comento que me tengo que ir  y me voy pero con mas deseo de estar con él. Me ha dicho que si quiero salir con él pero me negué, antes de cerrar la puerta quedamos en vernos más tarde. 
         Tenía planes que seguir ya que solo estaba en esta hermosa ciudad por un fin de semana, entonces tenía que saber como aprovechar mis horas. Miro el reloj, las 4:05 AM, miro a mi alrededor no se donde rayos estoy pero aún me siento con vida, lleno de energia  y a la vez aquel deseo de explorar a Dieter. Tomo un taxi y le pido que me lleve directo al hotel MEININGER, minutos más tarde estoy en frente de su apartamento tal y como habiamos quedado. Dieter me estaba esperando abre su puerta y siento que mi polla endurece, aquella sensación de sentir su cuerpo sobre el mio me esta sacando de quisio. Llevando mi cuerpo a sentir aquellas sensaciones como nunca. “Oscar” me dice, puedo notar su polla, veo que me toca con deseo, le respondo de la misma manera pero con una forma más agresiva, minutos más tarde puedo sentir aquella sensación acelerando mi cuerpo llevandome a un climax. Impresionante, el sexo con Dieter fue muy rico, me levanto con los rayos del sol acariciando mi piel, sintiendo la respiración de tremendo atleta, hasta que abre sus ojos y susurrando Guten Morgen, (buenos días en Alemán) nos quedamos en la cama toda la mañana. Miro mi teléfono y noto que me tengo que ir, debo ir a desayunar con mis amigos ya que supuestamente estamos de turistas pero las cosas se me fueron de las manos, cuando llego a nuestra habitación me llevo la sorpresa de encontrar tremendo desastre al parecer aqui hubo tremenda fiesta la cual siento que no me perdí de nada . Sin importar las tremendas figuras que hay en esta habitación, Me doy una ducha y en lo que salgo noto que mis amigos se están cambiando para ir a desayunarnos, perfecto  le comento que decido cambiar de agenda y que estare el resto del día con mi nuevo amigo Dieter. Francisco Jose, Stacio, Angelo reaccionarón de una forma normal pero quedamos en tomar la cena todos juntos y salir a disfrutar de la vida nocturna en Berlín. 
   Tengo una sola nota pero logro  mantener la calma. Nos encontramos en la esquina del hotel, se ve super sexy veo que trae una bicicleta… interesante, me dice “que me va a llevar a conocer Berlín en bicicleta.” Algo impresionante no he vuelto abrir mi Grindr, es increible como Dieter hasta ahora en tan pocas horas me ha cautivado con su forma de ser, no tengo curiosidad de ver quien esta  a mi alrededor o con quien pudiera tener algun encuentro íntimo, no me llama la atención en el momento, hemos recorrido  cuatro horas en una bicicleta dando vuelta y conociendo lugares historicos y interesantes mientras compartimos miradas con deseo de sentirnos uno, una ves mas . Decidimos ir a su apartamento y tomar una siesta.  Nos hemos pasado todo este tiempo  hablando cosas interesante de la vida a la ves coquetiandonos, mirandonos con deseo y placer noto que trae su polla parada, ya sabia que tenia en mente. Que rico!
 
   Al regresar con mis amigos noto que hoy en la cena solo somos Franciso un amigo medio sonso pero bello, Stacio inteligente pero feo, me llevos de sus consejos ya que es un poco mas grande que yo. Pregunto -Stacio por que Angelo no está presente? Angelo diria que tenemos ciertas cualidades en comun y juntos hacemos un mundo perfecto claro esta como una hermandad. Francisco me responde  “se ha marchado con un amigo que conoció cuando estabamos en Alexanderplatz.” “Interesante no” responde Stacio”. Después de la cena decidimos tomar una vista por la zona. Al llegar al hotel se me ha ocurrido preguntar cual es la mejor disco en la ciudad de Berlín un sabado por la noche. La recepcionista me responde” Berghain”  nos cambiamos de ropa para algo más comodo, noto que son las 1:30 AM, Dieter me escribe que si quiero puedo ir a tocar su puerta cuando salga de la disco, ya que el estaba en un cumpleano con unos amigos en el “Soho House” de Berlin . Le digo que le dejo saber al rato, aún no sabía que me traería la noche.  Estaba en una de las mejores disco de Berlín con la mejor nota del planeta disfrutando aquella sustancia Alemana que paseaba por el interior de mi cuerpo y con las mejores personas para pasar una noche de diverción. La disco es un lugar que ha robado mis pensamientos en el instante, siento la música sobre mis venas es un audio potente que te hace estremecer, todos bailamos y disfrutamos aquella sensación sobre nuestros cuerpo, aquellas sustancias que te llevan a un lugar antes nunca visto. Stacio está super contento pero con la intriga de saber que hay en el piso de arriba, es tan sonso que no se atreve a tirar un vistazo a ver que tal, cuando Angelo y yo decidimos mirar aquel intrigante cuarto Stacio estaba en el bano. Fue algo impactante nunca habia tenido la experiencia de presenciar aquel acto morboso que se llevaba acabo en aquel lugar, Angelo y yo salimos de aquel cuarto y seguimos bailando como si nada hubiera pasado, yo no le comente nada a los demas ni Angelo tampoco cada quien que conosca por su propia cuenta. Ya estoy que no puedo mas tengo que irme o no se que sera de mi, le informo a Stacio que cuide de los de mas ya que el no es tan loco como nosotros, (Gracias a Dios), la disco es tan inmensa que hasta helados vende, me eh decidido comerme uno antes de salir. Despierto en aquella habitacion blanca los rayos del sol acarician mi cuerpo, pero no! eran las caricias de Dieter, me encuentro entre sus brazos su respiracion sobre la mia, hoy es mi último día en Berlín y al parecer lo voy a terminar entre sus brazos, nuestros cuerpos se unian y eramos uno en aquel momento. Este fin de semana fue inolvidable me dice “Oscar por que no te quedas conmigo?” No tengo palabra para semejante pregunta, creo que me noto medio sorprendido por la pregunta. -No puedo si quieres nos podemos juntar en Paris el próximo fin de semana. “No puedo, tengo asuntos que resolver para salir de la ciudad en tan corto tiempo”. -Si quieres puedes ir un fin de semana a Florida donde vivo, seria genial. Terminamos la noche con una cena en un restaurante llamado Monsieur Vuong, caminamos agarrado de mano, mientras yo disfrutaba de aquella sensación, la arquitectura cautivaba mis ojos, la sensación de sentir su piel sobre la mia me hacía sentir más vivo. Fue un fin de semana estupendo lleno de intriga y sensaciones nunca antes vividas. Dieter llego a cautivarme con su altura y tremenda postura de atleta. No me quiero ir, pero tampoco quiero quedar mal con mis amigos. Me gustaría verte ya sea el próximo fin de semana. Diester “No creo poderte ver el próximo fin de semana pero si te voy a visitar un fin de semana”. Llego el momento que no queria que llegara… tenerme que alejar de esta persona que experimento mi cuerpo ahora me tengo que ir con mas deseo de el algo insaciable “como que quiero mas” me voy con el recuerdo de sus besos, el olor de su piel, la forma en que recorrimos su apartamento tratando saciar aquel deseo que se apoderaba de nosotros, el recuerdo de aquellas calles de Berlin la cual fue testigo de lo vivido. Hoy es Jueves aqui estoy en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, F esperando que llegue. El fin de semana apenas va a empezar. 
 
 
                                                                           By: Armando Ramos 
 
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s